Manteca de karité

La manteca de karité es un producto natural con multitud de propiedades, muy utilizado en África durante siglos y que ha alcanzado en los últimos años un gran reconocimiento internacional por sus innumerables beneficios sobre la piel y el cabello. Su versatilidad y sus propiedades sobradamente demostradas han propiciado que sea uno de los ingredientes más utilizados actualmente en la industrial de la cosmética.

Se obtiene de las semillas del árbol con el que comparte nombre, que tan solo crece en 21 países. Todos ellos se encuentran en el África Subsahariana. El árbol de karité se considerado un árbol sagrado.

Su cuidada elaboración, convertida en un auténtico acto social, se ha mantenido invariable durante años. Es ejemplo del progresivo empoderamiento de la mujer africana en un complicado entorno social. El proceso empieza con la retirada de la cubierta que protege las nueces del karité. Luego se seca el fruto del interior y se machacan durante un tiempo. Finalmente se hierven para conseguir una manteca de color blanco o marfil muy rica en nutrientes y vitaminas. Debido a este vínculo tan especial con las mujeres, a su color dorado y a que proporciona empleo e ingresos a alrededor de tres millones de mujeres de esta región, la manteca de karité se ha convertido en “el oro de las mujeres de África”.

Conoce cuáles son las propiedades del karité.

Una de sus preciadas ventajas es su alto contenido en vitamina F, nombre bajo el que se agrupan los ácidos grasos poliinsaturados, que se consideran esenciales para el ser humano, y que es incapaz de producir por sí mismo. No solo eso, sino que también cuenta con un alto porcentaje en vitaminas A y E, esenciales para la hidratación y regeneración de la piel. La manteca de karité tiene una textura muy característica y alejada de las cremas y lociones industriales. Se derrite al contacto con la piel y entre sus muchos usos se encuentran: 

 

Potente agente hidratante que ayuda a regenerar la piel y combatir los efectos de la edad como son las arrugas.

 

nikaritProtector contra agresiones medioambientales como temperaturas extremas. La fina película que se forma sobre la piel la piel tras su aplicación es también una defensora contra las quemaduras solares.

 

nikarit

Bálsamo labial o protector de zonas sensibles como las rojeces y rozaduras en los alrededores de la nariz. Es perfecto para tatuajes por su poder curativo y regenerador de la piel.

 

nikaritComo agente calmante tras la depilación y el afeitado, ayudando a proteger contra las irritaciones e inflamación de la piel.

 

nikaritPara combatir la aparición  de estrías y la sequedad en manos y talones.

 

nikaritComo antiinflamatorio para combatir el dolor en enfermedades como la artritis o el reumatismo.